Si no puede ver el correo de clic aquí
Boletín de Ciencia - horno3

Boletín 207 de divulgación de ciencia - septiembre 2019


Boletín 207 - ¿Salvar el planeta o proteger al planeta?

Usualmente se utiliza el término “Salvar al Planeta” cuando el planeta no necesita ser salvado, lo que el ser humano debe de asegurar es que las generaciones futuras tengan los recursos necesarios para poder vivir en el planeta.

¿Qué es la sostenibilidad?


Es la característica del desarrollo que asegura las necesidades del presente sin comprometer las necesidades de futuras generaciones. Tiene sus raíces en el Informe Brundtland de 1987 que definió oficialmente el desarrollo sostenible por primera vez. Este es un informe que enfrenta y contrasta la postura de desarrollo económico al momento junto con el de sostenibilidad ambiental, realizado por la ex-primera ministra noruega Gro Harlem Brundtland.

Imaginemos un recipiente que se está llenado con agua constantemente. El agua en el recipiente son las existencias de capital natural que pueden ser retiradas tan rápidamente como el recipiente está siendo llenado. Si llega la misma cantidad de agua que la que se extrae, el proceso es sustentable. De forma  similar, la Tierra produce el material vegetal, las bases para todo capital biológico de casi todas las formas de vida.

La sustentabilidad implica que el capital natural debe de ser usado no más rápidamente de lo que pueda ser regenerado. No obstante se ha explotado progresivamente la naturaleza más allá de los límites sustentables que al mismo tiempo deja a la población humana con el capital degradado y con una productividad menor.

¿Qué es el cambio climático?

Se define como un cambio que se atribuye directa o indirectamente a la actividad humana, altera la composición de la atmósfera global.

El CO2, o dióxido de carbono, es un gas incoloro, forma parte de la capa de la atmósfera más cercana a la tierra. Su concentración ha aumentado en los últimos 160 años. Se genera cuando se quema cualquier sustancia que contiene carbono, también es un producto de la respiración y  de la fermentación. 

El aumento de la concentración de CO2, calienta la troposfera, la capa inferior de la atmósfera, y también afecta a las capas altas, las consecuencias, son el aumento del deshielo ocasionando que el nivel del mar se eleve, colocando a las zonas costeras en grave riesgo, también se generan condiciones meteorológicas extremas y aumento de las precipitaciones, alteración de los ecosistemas impactando de forma directa en la producción de alimentos, entre otras muchas consecuencias. Las emisiones de CO2 deben de reducirse en 45% a nivel mundial, para evitar una catástrofe sin precedentes.

¿Qué podemos hacer?


Las acciones individuales son las más efectivas, ya que a medida que se sumen individuos a las acciones el impacto es mayor. Algunas pueden ser, reducir el consumo de energía apagando las luces que no se utilizan, cambiar a focos led o de bajo consumo, evitar el consumo fantasma como mantener aparatos conectados a la corriente sin estar usándolos.

En la cocina apagar el horno y la estufa varios minutos antes de terminar para aprovechar el calor. Cuando se hierva algo, es importante poner una tapa para aprovechar el calor y no dejarlo escapar y permitir que el líquido hierva antes. Se calcula que poner una tapa puede suponer un ahorro del 65% de la energía. El gasto energético de una lavadora  dependerá en buena medida de la temperatura del lavado, entre el 80 y el 85% del consumo de energía de una lavadora se emplea en calentar el agua. Los programas cortos de lavado gastan menos que los largos. Para las televisiones, las pantallas con tecnología LED consumen en un 40% menos que las de LCD. También instalar reductores de presión en los grifos.

En cuanto a la alimentación poner atención de dónde procede lo que comemos. Un producto que ha viajado 3,000 km hasta llegar a la mesa ha generado muchas más emisiones en el transporte que un producto fresco y cultivado cerca. Cuanto más empaquetados estén los alimentos, más energía habrá sido necesaria para producirlos y más gases contaminantes se habrán emitido en el proceso. La huella de carbono de las legumbres o vegetales es mucho menor que la de la carne.

Fuentes: 

Roser, M., Ritchie , H., & Ortiz-Ospina, E. (s.f.). Our World in Data. Recuperado el 30 de September de 2019, de World Population Growth: https://ourworldindata.org/world-population-growth

Bull Frog Power. (21 de February de 2017). Recuperado el September de 30 de 2019, de Sustainability isn’t for later. 10 ways any business can build a more credible sustainability story: https://www.bullfrogpower.com/sustainability-isnt-for-later-10-ways-any-business-can-build-a-more-credible-sustainability-story/

Carbajosa, A. (10 de diciembre de 2015). El País. Recuperado el 30 de septiembre de 2019, de Usted también puede reducir las emisiones de CO2 en su casa: https://elpais.com/politica/2015/12/07/actualidad/1449492602_557064.html

Renovables Verdes. (s.f.). Recuperado el 30 de septiembre de 2019, de Todo lo que debes saber sobre el desarrollo sostenible: https://www.renovablesverdes.com/desarrollo-sostenible/

Wackernagel, M., & Rees, E. E. (1996). Our Ecological Footprint. Philadelphia: New Society Publishers. Obtenido de Reducing Human Impact on the Earth: http://www.auburn.edu/academic/classes/geog/chanepl/4500/1999_fall/holderfield/ecotourism.htm

 


Interior Parque Fundidora

¡Síguenos!



Copyright © Museo del Acero horno³, Todos los derechos reservados




Si usted desea dejar de recibir estos correos, de clic